¿Te casas pronto y aún no has empezado con los preparativos de tu boda? Seguramente todos tus pensamientos están puestos en el maravilloso vestido que vas a lucir en el gran día, en los zapatos que puedes combinar o incluso en las invitaciones de boda.

Pero también existen otros temas que deben rondar nuestra cabeza, como por ejemplo: ¿cuándo deben entrar los invitados? ¿En qué lugar hay que sentarse? ¿Qué debemos hacer durante la ceremonia? Si estás preocupada porque no sabes exactamente qué protocolo debemos seguir, tranquila, ¡este es tu artículo!

Primero, los invitados

Siguiendo el protocolo de una ceremonia religiosa, lo correcto es que los invitados lleguen los primeros a la iglesia, al menos 15 minutos antes de que empiece la ceremonia. Pero, ¿en qué asientos se sientan cada uno?

Los primeros bancos de la iglesia se reservan para los familiares directos de los novios: padres, hermanos, abuelos, tíos, primos y testigos. Lo normal es que a partir del tercer o cuarto banco se sienten los amigos y acompañantes.

Si miramos la iglesia desde la puerta y hacia el alta, la familia de la novia debería sentarse a la izquierda y la del novio la derecha. Si no eres familiar directo pero sí testigo, o vais a hacer lecturas o alguna intervención en la ceremonia, es importante que os coloquéis cerca del altar, para que el acceso sea rápido y sin problemas.

¡Llegan los novios!

Una vez que todos los invitados estén sentados correctamente en sus asientos y bien colocados, es el novio el que junto con la madrina debe entrar en la iglesia. Lo normal es que este entre del brazo de la madrina, y que ambos esperen en el altar a la llegada de la novia.

Suele pasar unos minutos, que se hacen largos, hasta que la novia hace su entrada junto al padrino, que la tiene cogida del brazo. Lo que se suele hacer es que los más pequeños de la familia formen un cortejo delante de la novia, a modo de anuncio de que ya se acerca la protagonista. Si también quieres que tus damas de honor participen, es el momento ideal. Pueden ir detrás tuya acompañándote en el gran momento.

Los novios se sitúan frente al altar siguiendo el esquema tradicional: padrino, novia, novio y madrina. Otra opción es optar por que la madrina esté junto a la novia y el padrino junto al novio. Si lo prefieres, puedes situarte sola junto a tu futuro marido y los padrinos en el primer banco.

Una vez que estén todos los protagonistas en el altar, llega el motivo más emotivo: el comienzo de la ceremonia. Un consejo que te damos es que siempre se haga un ensayo previo a la ceremonia, para que no dejemos ni un detalle al azar en ese momento tan especial.

El momento de la salida, ¡por fin marido y mujer!

Tras la celebración de la ceremonia, y una vez que ya sois marido y mujer, llega el momento de salir de la iglesia y dirigiros a al banquete. Los novios pueden salir en forma de cortejo, siendo siempre los primeros, y tras ellos, los padrinos, los testigos y por último el cotejo de pequeños pajes.

Lo usual es que todos los invitados esperen a los novios fuera para ver la salida y celebrar con ellos ese instante. Es el momento en el que los novios comienzan a tomarse fotos en el altar. En esto no podemos demorarnos mucho, los invitados nos esperan.

Y vosotros, ¿qué pensáis hacer? Si aún no tienes resuelto y organizado todos estos temas, es el momento de que te pongas a ello. Además, así podrás centrarte en escoger los vestidos de las damas de honor o dedicarle tiempo a los pequeños detalles para los invitados, ¡el tiempo vuela!

Desde Franc Sarabia sabemos que ese día va a ser uno de los más importantes de tu vida, y por ello, somos una firma que cuida los detalles y nos adaptamos a todo tipo de novias y ceremonias. No dejes pasar la oportunidad de hacer del día de tu boda, el mejor de vuestras vidas.

 

By Franc.

Recomendar
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
  • Pinterest
Compartir
Etiquetado en